Honda arma comprar

PROMOCIÓN HONDA GAMA SH125/150/300

Los Assoluti d’Italia Enduro 2022 by Eicma están por fin en marcha, bajo la atenta mirada de la Federación Italiana de Motociclismo, que ha dirigido el Motoclub Sanremo y Offroad Pro Racing en este nuevo y emocionante capítulo de las carreras off-road.

Para cerrar la primera especial reservada a la Copa FMI italiana no podía faltar la clase de 50 códigos con Simone Cagnoni (VENT), que se impuso a Luca Piersigilli (BETA) y Gabriele Giordano (FANTIC). En lo que respecta a la IMF COPPA, Davide Mei (BETA 125) está en la cima absoluta, con el hijo del arte Samuli Boano (TM 125) y Luca Colorio (HUSQVARNA 125) a su rueda. Los tres jóvenes también han monopolizado la clase 2T, mientras que en el podio de la clase 4T encontramos al ex piloto de motocross Giovanni Sommaruga (HONDA 250 4T), por delante de Matteo Sordo (BETA 350 4T) y Luca Rondini (KTM 350 4T).

Los indiscutibles dominadores de la tarde fueron, en la categoría Youth, Kevin Cristino (FANTIC E50 RACING), que se encontró inmediatamente a gusto en la arena del mar, por delante de Manuel Verzeroli (GASGAS) y Andrea Gheza (GASGAS); mientras que en la categoría Junior, Lorenzo Macoritto (FANTIC E50 RACING) se impuso por delante de Morgan Lesiardo (SHERCO CH RACING), que empezó de la mejor manera su debut en el enduro, y de Manolo Morettini (KTM PRORACING SPORT).

Clip Zilli Enrico Honda 450 4T Assoluti d’Italia Arma di Taggia

El fundador de la empresa -Soichiro Honda- fue el inicio de una filosofía empresarial con visión de futuro: el precio de una moto debe seguir siendo aceptable. La gama de productos, con las diferentes aplicaciones de un motor de dos ruedas, debe tener la calidad como criterio más importante.

Podría decirse que Honda se convirtió en uno de los mayores fabricantes de motos del mundo. Con el fin de la Segunda Guerra Mundial, en primer lugar, Japón pasó rápidamente a ser impulsado por los vehículos de dos ruedas. Después, Honda abrió mercados en el resto del mundo.

El Honda CL72, un modelo de 1964, era, por el contrario, muy potente: dos cilindros, un árbol de levas superior y una transmisión de cuatro velocidades transmitían 24 CV de potencia por cadena a la rueda trasera. El potente motor de 250 cc y los elementos de una máquina todoterreno sitúan a los modelos CL en el grupo de las motos divertidas. Con arranque eléctrico y cinco marchas, se recuerda la potencia de una CB750 de 67 CV. Su velocidad máxima es de 200 km/h. Los residuos de la combustión del cuatro cilindros de 750 cc son expulsados por cuatro tubos de escape sobredimensionados. El primer modelo de 1968 es hoy un clásico codiciado.

ZAPATOS ARTISAN a mi HONDA Civic Type R

Incluso en la parte del chasis las modificaciones son mínimas: el bastidor sigue siendo el de serie, pero se perfora en la zona del cabezal para montar el soporte de la instrumentación y la placa de anclaje de los dos depósitos delanteros; ligera modificación también en el bastidor trasero (donde se monta un rodillo para anclar los dos depósitos traseros) y en el basculante (se refuerza la fijación del ojo).

El sistema de frenado también se ha adaptado, con un disco de 300 mm en la parte delantera, y la relación de transmisión final -ahora 14/45- necesaria para devorar las largas etapas de 500 kilómetros empujando la CRF hasta los 170 km/h.

¿Mejor Honda SH 150 o Piaggio Medley 150? El veredicto

La columna Youngtimer vuelve a los caminos de tierra con los legendarios enduros de los años 80. Con la llegada de la Yamaha XT 500 al mercado en 1975, Honda tuvo que soltar su mejor arma para combatir a la competencia.

Entre sus principales características estaban el depósito de combustible de 10 litros (con una reserva de unos 2 litros), el faro delantero redondo con marco cromado y, sobre todo, la rueda delantera de 23 pulgadas, heredada de la 250, mientras que la trasera era de 18 pulgadas. Se ofrecía en un único color rojo llamado Rojo Tahití.

Califica este artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...